Saltar al contenido

Cómo hacer una valla de seguridad

Si ya te has decidido a instalarla pero te estás planteando cómo hacer una barrera de seguridad tienes que leer los consejos que hemos preparado.

Lo primero de todo es que te lo replantees. Sí, como lo oyes, ¿por qué ibas a querer hacer tú mismo una valla de seguridad para niños o perros? Los modelos que oferta el mercado son realmente baratos y cumplen unos estándares mínimos de calidad que requerirá mucho esfuerzo por tu parte igualar. En el caso de las destinadas a niños es especialmente recomendable que antes de hacerla con tus propias manos trates de adaptar a tus necesidades una barrera que esté homologada y cumpla con la normativa pertinente, tal y como deberá figurar en el etiquetado. Ante cualquier duda ponte en contacto con el fabricante o vendedor.

Hacer una valla de seguridad

Consejos para hacer una barrera de seguridad

Si, a pesar de todo, decides embarcarte en el DIY de las vallas de seguridad ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. Asegúrate de que no quedan filos cortantes, astillas, o cualquier medio de fijación como un tornillo, en una zona superficial con los que el niño pueda resultar herido. Si trabajas con madera haz un lijado completo de todas las piezas.
  2. Barrotes: ya que vas construirla tú, puedes elegir que los barrotes sean circulares para que quede el menor número de esquinas y se coloquen en disposición vertical. Además vigila que haya una distancia mínima, de forma que el niño nunca pueda introducir la cabeza o el cuerpo por los espacios, incluso menos de 6cm.
  3. Comprueba que tiene altura suficiente para que en ningún caso pueda ser escalada por el niño. También debes cerciorarte de que el hueco que queda en la parte inferior es mínimo, igual que la distancia entre barrotes.
  4. Decoración: cualquier barniz, laca o pintura que quieras aplicar sobre la barrera debe ser apto para niños pequeños para que no resulte tóxico. Tiene que cumplir la normativa correspondiente.
  5. Sistema de cierre: hacer una valla fija será mucho más sencillo, pero si te lanzas a instalar una que tenga puerta, el cierre tiene que quedar fuera del alcance del niño y preferiblemente con una apertura compleja teniendo que accionar dos dispositivos a la vez.
  6. Fijación: la barrera tiene que quedar perfectamente fijada para resistir los empujones y golpes, compruébalo tú mismo antes de dejarla operativa.
Lijar valla de seguridad

Conclusiones

Aprovechamos una última vez para recomendarte que la mejor opción siempre es adquirir un producto homologado y testado de un fabricante profesional, no merece la pena correr riesgos de lesiones en este sentido.

Si las dimensiones de los productos no te sirven no dejes de valorar adquirir accesorios como los extensores que darán mucha más funcionalidad a la valla.

En cualquier caso realiza comprobaciones periódicas del estado de la barrera, los sistemas de anclaje y su resistencia. Ante cualquier duda retírala y sustituye por una que cumpla la función con garantías.