Saltar al contenido

Seguridad para los tuyos

¿Necesitas una valla de seguridad?

Ese momento llega inevitablemente, ocurre en todos los hogares tarde o temprano. Tu vivienda se planificó con toda la previsión posible y no hubo errores. Aun así ha llegado la hora de segmentar los espacios.

La llegada de un bebé o una mascota a tu vida es una alegría fuera de toda duda, pero con honestidad hay que reconocer que también implica muchas responsabilidades.

Si te has encontrado con la necesidad de controlar que tu bebé no se asome a unas peligrosas escaleras, o si aun no has conseguido enseñarle a tu perro que no entre en la cocina, la solución son las vallas de seguridad.

Se ha acabado el estrés de tener que estar pendiente cada segundo, colocando unas barreras de seguridad adecuadas estarás garantizando tu tranquilidad y su seguridad. Es una inversión muy pequeña y su instalación realmente sencilla.

Seguridad infantil

Tipos de Vallas de Seguridad

Los fabricantes han pensado en todas las situaciones en que una barrera infantil o para mascotas puede resultar de utilidad, así que tú simplemente tienes que valorar cuál es la que te interesa en cada caso.

Vallas de seguridad para interior y exterior

Esta es la primera gran clasificación que debes tener en cuenta. Tienes que entender que los materiales de fabricación no serán iguales porque no es lo mismo que la barrera vaya a estar dentro de tu casa que a la intemperie.

En este último caso debe ser lo suficientemente resistente para no deteriorarse ante el frío, viento, lluvia o sol. Las mejores opciones para esto son PVC, plástico, metal o aluminio. En cambio, los materiales más utilizados en interior son madera, tela y plástico, que hacen su tacto más agradable y una mejor integración en la decoración de la sala.

Barreras para bebés o para mascotas

Las personas que instalan vallas separadoras en sus casas lo hacen porque tienen un niño pequeño o porque viven con su mascota. Hay vallas específicamente diseñadas para estos casos.

Poner valla seguridad niño

Una valla de bebés tendrá acabados más amigables, no solo para evitar que hagan daño, sino que tienes que pensar que tu hijo o hija las estará viendo mucho tiempo. Si optas por un diseño minimalista o por algo más colorido que pueda entretenerle ya es cuestión de gustos.

Por otro lado las vallas para animales deben ser principalmente resistentes. Como le estás poniendo un obstáculo es muy probable que tu perro intente retirarlo con el hocico o arañarla con las uñas. Si no quieres cambiarla cada semana elige una valla que esté preparada.

Sistema de montaje

Cualquiera que sea su tipo tendrás que instalar la barrera. Lo bueno es que todas las opciones son realmente fáciles y en la mayoría no necesitarás herramientas. Elige la que más te interese.

  1. Colocada: estas vallas están construidas con un pie que las sostiene verticalmente. Lo mejor es que se pueden poner en cualquier lugar aunque no haya paredes a los lados y si quieres cubrir un espacio amplio o acordonar una zona son una gran opción. Lo malo es que si no ajustan bien al hueco dejará espacios sin proteger.
  2. A presión: las puedes poner y quitar sin problemas en cualquier espacio arquitectónico gracias a los cuatros puntos de anclaje que hay en sus laterales. Su ajuste es parecido al de las patas de una mesa permitiendo que se adapte a huecos con un ancho variable. Suelen tener un marco con forma de “u” sobre el que hay una puerta abatible.
  3. Atornillada: esta es la forma más laboriosa pero también la que da más garantías, un tornillo bien puesto no se moverá por nada. Tendrás que usar unas pocas herramientas pero lo más importante es que midas bien la altura a la que la quieres situar, no dejando un hueco excesivo en la parte inferior.
Atornillar barrera de seguridad

Según su función

La última clasificación que debes conocer es la que responde a ¿para qué quieres poner la barrera? Aquí tienes todas las posibilidades:

– Puertas: es muy habitual que no quieras que tus hijos se escapen gateando de la habitación de juegos, pero cerrar la puerta no es una opción porque podrías no oírles y desde luego dejas de verles. La barrera infantil para bloquear puestas te permite dedicarte a otra cosa sin perder todo contacto con ellos.

Igualmente es necesario restringir la libertad de movimiento de tu mascota si, por ejemplo, ha decidido darse un chapuzón en el río y no quieres que te ensucie toda la casa, o cuando estás cocinando y no puedes quitarte de encima a tu perro siempre insaciable.

– Escaleras: está claro que son uno de los puntos calientes de la seguridad del hogar y que curiosamente provocan una fuerte atracción sobre los niños pequeños. Si quieres que no las baje coloca la valla en la parte más alta, sin dejar escalones accesibles, ya que podría peligroso. Cuando lo que quieras evitar sea que no las suba, coloca la barrera en el primer escalón para poder encajarla entre la pared y el pasamanos.

– Mallas cubre huecos: estas barreras son menos rígidas y se pueden amoldar a una estructura para recubrirla. Son especialmente útiles para evitar que los niños se introduzcan la cabeza entre los barrotes de una escalera o que los perros se acerquen a la zona de la depuradora de la piscina y puedan morder algún tubo.

– De cama: si tu hijo o  hija ya no duerme en una cuna es necesario colocar una barrera anti caída en su cama para que todos podáis descansar en totalmente a gusto.

Cómo elegir las vallas de seguridad: ¿cuál comprar?

Decidir nunca es fácil pero para que no tengas dudas al identificar las mejores barreras infantiles o para perros, hemos preparado una pequeña guía que junto a la clasificación que has visto te llevarán a la mejor compra.

Evalúa tus necesidades

La mayoría de las vallas protectoras son intercambiables en su función y lugar siempre que sean para bloquear huecos, pero si quieres algo más particular como una barandilla de cama, una malla de seguridad o sencillamente tienes que cubrir dos huecos simultáneamente, habrá que comprar más de una barrera.

Te recomendamos que si incorporan una puerta abatible elijas un modelo que cuente con sistema de autocierre para evitar que se quede abierta en un descuido, o que incorpore un avisador de que la puerta se ha cerrado correctamente.

Si no puedes colocar una puerta abatible porque no hay espacio suficiente, puedes optar por las barreras enrollables.

Toma medidas

Si quieres bloquear una puerta o unas escaleras es necesario que conozcas el ancho que tienen para comprar una valla de seguridad acorde al mismo. Ten en cuenta que muchos modelos son regulables dando un margen de unos centímetros.

Medidas valla de seguridad

No solo es cuestión de encaje, elije una barrera que tenga altura adecuada para evitar la tentación de sobrepasarla escalando.

Estética

Está claro que al lado de la seguridad es una cuestión menor, pero ¿por qué ibas a poner unas vallas de protección que rompan tu decoración si hay opciones que se adaptan mejor? Además, recuerda que en el caso de barreras infantiles es interesante que tengan una estética adecuada que no altere el entorno de los niños.

Presupuesto

Los precios de las vallas de seguridad suelen oscilar entre 20 euros las más baratas, hasta en torno a 70. Como ves hay ofertas muy económicas por lo que no supone un problema su compra.

Sin embargo, es posible que con el tiempo tengas que adaptar la barrera a otros espacios y entonces, te resultarán muy útiles los extensores de barreras para hacerlas más largas o altas, así como otros accesorios que permitan encajarla en distintas superficies o salvar rodapiés.

Valla de seguridad presupuesto

En todo caso el precio será realmente bajo y es por eso que te sugerimos que adquieras otros complementos interesantes para hacer más segura tu vivienda como, cubre peldaños, suelos infantiles o protectores de enchufes.